14 nov. 2010

UN AMOR CASI IMPOSIBLE

Narrar hechos ficticios. Ejemplo escrito por IRIA FIJO


Había una vez una hada azul que era diferente a todas las demás. Se llamaba Mussa. Tenía un amigo que se llamaba Jake. Era rubio, con ojos azules, era el más guapo de todo su mundo.
Los dos eran amigos desde la guardería.
Un día sucedió algo terrible. Unos troles malvados se llevaron a Mussa cuando tenía diez años. Ahora tenía diecinueve y trabajaba para ellos en las profundidades de una cueva. Jake, que pensaba que Mussa estaba muerta, se enteró de que no era así. Ese mismo día, 6 de agosto de 2103, salió a buscarla.
Fue un viaje muy largo lleno de aventuras. Jake nunca había salido del País de las Hadas y muchas veces sintió miedo, pero por su amiga, hasta se suicidaría. Despues de haber andado durante tres días seguidos, llegó a unas aguas llenas de tiburones hambrientos. Jake usó su cabeza y pensó un plan para llegar hasta ella y salvarla. Dos días despues llegó a su destino: la cueva de los troles. Era un lugar putrefacto en el que olía muy mal, pero Jake entró por un agujero de la pared y por fin la encontró y la salvó.
En ese viaje Jake comprendió que lo había hecho porque amaba a Mussa. Volviero al pais de las Hadas, tuvieron tres hermosos niños y vivieron felices.
Autora: IRIA FIJO

No hay comentarios:

Publicar un comentario