14 nov. 2010

FL9, EL ROBOT

Aprendemos a narrar hechos ficticios. Este es el relato escrito por Kevin Martín:

Un día estiré los brazos en la cama y toqué algo duro y gélido. No abrí los ojos porque pensé que era una broma de mi hermano e intenté adivinar qué se le podía haber ocurrido. Hacía un sonido raro... tenía botones... me quedé pensando. Finalmente acabé abriendo los ojos.
"¡Ahhh! - grité- ¡es un robot!". Estaba impresionado. Me levanté corriendo a buscar a mi familia pero... ¡la casa estaba vacía!. Pensé: "Esto es sospechoso".
Rápidamente volví a mi habitación, el robot se había puesto de pie. me acerqué lentamente y pulsé un botón. Saltó una carta que decía: "Cuida bien de mi FL9".
Yo asustado le hablé: "Hola". Y él me contestó: "Dame metal". Asustado cogí mi maqueta de metal y se la dí. Entonces se la comió entera. Me dijo: "Muchas gracias". Intentó darme un abrazo, pero... ufff ...me eché hacia atrás y .... desperté.
Sólo había sido un sueño. Lo raro es que me encontré una carta al lado diciendo: "Gracias por cuidar mi FL9". Me quedé asombrado.
Ahora de él sólo me quedan los restos de mi maqueta y la carta.

Autor: KEVIN MARTÍN

No hay comentarios:

Publicar un comentario